Serie: Guía de emprendimiento para “millennians”, Blog 5

Imaginemos por un momento un mundo sin datos ni reglas, ninguno de los dos. ¿Qué pasaría?, en una palabra: anarquía. Derechos y deberes arbitrarios y violados, no sabríamos la hora, cuánto tenemos en nuestra cuenta bancaria, a qué velocidad nos movemos, ningún registro de nuestro trabajo o del tiempo dedicado a él, no sabríamos el estado de nuestra salud (latidos por minuto, saturación de oxígeno, colesterol, etc.) no tendríamos idea del clima previsto y que ropa usar, no podríamos comprar nada porque no tendría precio ni parámetros para compararlo con otro artículo, no podríamos vender porque no sabemos cómo cobrar. Bueno, así es el mundo de los negocios si usted no sabe contabilidad, finanzas y legislación.

¿Jugaría usted Monopoly sin saber las reglas?, ¿sin poder ver, oír o hablar?

¿Cuánto le paga a usted de interés su banco por tener su dinero “seguro” en la bóveda?, se la pongo más fácil, ¿todavía usted cree que su dinero está en una físicamente en una bóveda de banco? Si la respuesta es: no sé y, sí, siga leyendo.

El dinero en realidad no existe, lo que existe es la confianza que esos saldos electrónicos en el banco, discos metálicos y papeles de colores pueden ser intercambiados por bienes y servicios.

No pretendo, de ninguna manera, enseñarles contabilidad, finanzas o leyes en 5 minutos. Lo único que pretendo es urgirlo a lo que lo haga como el punto 2 en importancia antes de emprender. Recuerde del primer blog: ¿Quiere ser independiente?, 4 cosas que seguro necesita saber antes de empezar, en orden inverso de importancia se necesita: 4. Dinero, 3. Plan de negocios, 2. Conocimiento de contabilidad, finanzas y leyes, 1. Automotivación.

No es fácil ni entretenido, pero, con ayuda, puede llegar a entender las reglas del juego de los negocios.

Ya sé lo que la mayoría piensa, mi contador, asesor financiero y abogado se encargarán de eso. No, así no funciona, su contador registrará lo que usted hace, bueno o malo, tonto o inteligente. Luego, calculará sus impuestos con base en los comprobantes que usted le dé, llenará unas formas y las entregará al gobierno para que usted pague, usted, no él. Esa es su responsabilidad, esa es la descripción de su trabajo: registrar y presentar información de acuerdo con las normas internacionales de información financiera (NIIF). Es como el escriba en un juicio, el solo registra lo que pasa, el condenado es usted y lo que usted necesita es conocer sus derechos, deberes, documentación y determinar una estrategia para evitar problemas, no solo un escriba. ¿Qué es lo básico que necesita saber?, veamos:

Usted necesita conocer los datos y significado de los informes que recibe de su contador, es la base para la toma de decisiones en su emprendimiento
  • ¿Qué es un balance general?: Un registro de lo que le genera ingresos (activos), lo que le genera egresos (pasivos) y lo que (patrimonio)
  • ¿Qué es un estado de resultados?: una relación detallada de: ingresos, egresos y utilidad. Incluye: ventas, descuentos, fletes, compras, devoluciones, gastos (ventas, administrativos y financieros), utilidades, impuestos y dividendos.
  • ¿Qué es un flujo de caja?: Como distribuyo mis ingresos para cubrir los egresos en el tiempo de tal manera que tenga dinero disponible.
  • ¿Qué impuestos debo pagar y cómo se calculan?: IVA, renta, timbres, sellos, impuestos sobre dividendos, AUI (Administración, Utilidad e Imprevistos), ganancia ocasional, 4 por mil, retenciones, municipales, departamentales, nacionales, multas, fechas, ocasionalidad.
  • Facturación: Reglas para la emisión y recepción de facturas de tal manera que sean aceptadas como registro de ingreso o egreso, además de sus derechos y deberes al emitirlas o recibirlas.

Lo mismo pasa con el asesor financiero, el le dirá, lo que debe hacer, es decir: cómo calcular el precio de venta para ganar dinero, el punto de equilibrio para no perderlo, el valor de su empresa si decide negociarla, le ayudará con el flujo de caja, si un proyecto es factible o no, cómo invertirlo y las proyecciones, ¡claro que lo hará!, y le hablará en chino, mientras le cobra. Y, está bien, todos necesitamos un asesor financiero, así como todos necesitamos un mecánico, sólo que conviene saber lo básico del funcionamiento del carro, el idioma de los talleres, además de cómo cambiar una llanta, para entender cuando nos explican los problemas y las alternativas, y si dicen cosas con sentido. De esta manera, podemos ahorrar en hacer lo cotidiano nosotros mismos, cómo cambiar una llanta.

Necesita entender el lenguaje básico de las finanzas, de esta manera podrá entender y guiar a su asesor sobre sus expectativas en el mismo lenguaje.

Finalmente, debe aprender las reglas del juego, comerciales y laborales. Comercial: ¿Qué tipo de empresa debo constituir?, ¿cuáles son las responsabilidades de cada tipo, sus ventajas y desventajas?, ¿qué son los estatutos y por son importantes a la hora de constituir una empresa? ¿cómo se maneja el poder de los socios de acuerdo con su participación?, ¿cuáles son mis derechos y deberes como vendedor o comprador?, ¿cuál es el mecanismo de arreglo de disputas? Laboral: ¿qué es el salario y cómo se calcula?, ¿qué es un contrato laboral y que implicaciones tiene?, ¿qué son las cesantías, y parafiscales?, ¿cómo finalizar el contrato de un trabajador?, ¿qué es una ARL y cómo funciona una EPS?, ¿qué es un fondo de jubilación y cuál conviene más?, ¿es aburrido?, sí, pero más aburrido va a quedar si pierde su negocio frente a un cliente, proveedor, empleado o institución (pública o privada), porque no conocía las reglas del juego en el que se metió voluntariamente.

Algunos querrán romper las reglas del juego, y si nos las conoce no podrá evitarlo.

En conclusión, la ignorancia en los negocios es cara, carísima, yo diría que es la principal razón por la cual muchas empresas quiebran a pesar del empeño de sus socios. Si no sabe las reglas, no es sensato jugar, un contador, asesor o abogado siempre estará disponible, pero a un costo, y una vez más, conocer lo cotidiano le ahorrará ansiedad y le ganará una posición fuerte a la hora de confrontar y defender una posición justa frente al mundo, y ese mundo estará contra usted si no sabe cómo funciona. Se lo dije, este no es un camino fácil, pero al empresario le gustan los retos y una vez más, usted no está solo.

“Lo que nos mete en problemas no es lo que no sabemos, sino aquello que sabemos y estamos seguros, pero que simplemente no es así.” Atribuida a Mark Twain (?)

Frase de inicio de la película del 2015 “The Big Short” o “La gran apuesta” sobre la crisis inmobiliaria del 2008
The Big Short – 2015

1 thought on “¿Apostaría su vida sin conocer las reglas del juego? Ya lo hace y está perdiendo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>