El mercado en general, ese grupo que reunía a consumidores actuales y potenciales en búsqueda de satisfacer una necesidad ha cambiado. De hecho, la propia definición de mercado ha cambiado, por que el mercado ha cambiado. Los clientes ya no buscan un producto que satisfaga su necesidad, ni un proveedor que se las brinde. Los clientes ahora se crean, en un viaje en el cual usted ya no es el héroe que brinda la solución, que el cliente  desea. Nuestro papel como proveedores es el un mentor que guía al verdadero protagonista de la historia en su objetivo, y, en ocasiones, él ya ha recorrido gran parte de ese camino sin usted.

Si usted tiene entre 20 y 30 años, sus nietos probablemente vivan en una situación de estrés hídrico toda su vida. Los datos más recientes de la ONU indican que para el 2030 más de la mitad de los países del mundo, muchos de ellos situados en África, tendrán carencia de agua debido a un aumento de casi 45% en la demanda. Dicho de otra manera, hará falta casi un 45% del agua necesaria para mantener las actividades humanas al ritmo que se ejecutan hoy en día.